You are here

Historia

1960-1970

Santo Tomas Lizeoa nació el curso 1960/1970 gracias a la iniciativa de Koldo Mitxelena, Jose Miguel Zumalabe y Carlos Santamaría y al esfuerzo de otros muchos. Una academia privada, creada en el Paseo Olazabal, actualmente Paseo Bizkaia, en la que se impartiría una educación bilingüe de niños y niñas. Aquel curso, un grupo de 60 alumnos recibió en castellano las clases de la mañana, ya que los exámenes los debían realizar en esa lengua en el instituto, y en euskara, las clases de la tarde.

Los alumnos procedían de otras ikastolas más pequeñas creadas en pisos particulares. Cabe destacar la labor de algunos de aquellos primeros profesores: Elvira Zipitria, Karmele Esnal, Jone Forkada, Juan Goia y otros muchos. Una difícil labor conseguida gracias a su entusiasmo y voluntad, a pesar de tener que hacer frente a grandes obstáculos y pocos recursos.

En un principio alquilaron algunas aulas pero al ir el número de alumnos en aumento y al no cumplir con las condiciones de la Ley de Educación del momento, se vieron en la obligación de construir una nueva escuela.

La salida más sencilla para superar los problemas jurídicos del momento fue crear la sociedad LOISTARAIN, I.E., nombre procedente del caserío situado en el lugar donde se construyó, aunque en realidad la ikastola se llamara desde un principio Santo Tomas Lizeoa. La actual cooperativa ha querido mantener el mismo nombre, ya que se trata de un topónimo muy antiguo, datado en el S.XII, que dio, probablemente, nombre al terreno más antiguo del barrio de Ibaeta.

Al inicio de su creación, la sociedad adoptó la forma jurídica de una sociedad sin nombre, que sin una inspección oficialial permitia llevar a cabo acciones por parte de la ikastola. Los participantes en la sociedad llevaron a cabo una importante recaudación y consiguieron créditos para la compra de 34.000km2 de terreno.

En 1970, el ministro Villar Palasí impulsó una nueva ley de educación, en la que se estructuraron los cursos en tres etapas: E.G.B., Bachiller y COU.

Así, en la década de los 70 y 80, Santo Tomas Lizeoa se convirtió en la primera opción para que los alumnos cursaran Bachiller y COU en euskara, recibiendo alumnos provenientes tanto de ikastolas de Donostialdea, como por ejemplo Barandiaran Lizeoa, Herri Ametsa… como de otras de la provincia. En 1972, la ikastola consiguió el permiso y la homologación de E.G.B., etapa que actualmente abarca desde 3º curso a 6º curso de Educación Primaria y los dos primeros cursos de la Educación Secundaria Obligatoria. A partir de entonces, los alumnos dejaron de tener que examinarse oficialmente en el instituto.

La implantación de Bachiller conllevó la ampliación de alumnado y la necesidad de adaptar las instalaciones a dicha demanda. De esta época son los edificios de Bachiller-COU (1977), conocido como Goiko Etxea, el edificio de Educación Infantil (1980) y el actual comedor (1989).

 

 

1980-1990

Es en esta época cuando la mayoría de alumnos que llegan a Bachiller han sido matriculados en la propia ikastola. Este hecho facilitó que Santo Tomas Lizeoa contara con la organización física que tiene en la actualidad.

En la década de los 80, época de la transición española, fueron muchos los cambios sociopolíticos que se dieron en el país. Se creó la Comunidad Autónoma Vasca llegando a descentralizarse muchas de las decisiones en el ámbito de la educación que hasta entonces estaban centralizadas en Madrid. Asimismo, el euskara recobró la oficialidad.

Esta nueva situación también trajo consigo una nueva legislación: la implantación de una nueva ley, la llamada LOGSE (Ley Orgánica General del Sistema Educativo) que fue aprobada en 1990 y que cambió el organigrama del sistema educativo existente hasta entonces, dando forma a una estructura parecida a la actual. Las etapas de Bachiller y COU pasaron en la década de los 90 a llamarse Educación Secundaria.

A mediados de la década de los 90 y para responder a las necesidades de Santo Tomas Lizeoa, se construyó entre los edificios de Primaria y de Secundaria una amplia sala polivalente, Aula Magna (1995), justo debajo de la actual secretaría.

Además, a partir de esta época, la educación pasa a ser obligatoria hasta los dieciséis años, y no hasta los catorce como era anteriormente. Esta nueva norma supuso la necesidad de más espacios físicos. Pero no fue solo Santo Tomas Lizeoa quien sufrió importantes cambios.

En la década de los 90, el cercano barrio del Antiguo sufrió cambios urbanísticos importantes: se derribaron los antiguos edificios y almacenes de Benta Berri dando paso a un nuevo barrio, se construyeron la mayoría de las villas y casas de Berio… A esta situación debemos añadir que la mayoría de las facultades de la Universidad del País Vasco fueron también edificadas en las décadas de los años 80 y 90: Química, Pedagogía, Sociología, Informática… Así pues, Santo Tomas Lizeoa no estaba solo.

 

2001-...

Respondiendo a una necesidad social y en lo que atañe al proceso de matriculación, en la mayoría de ikastolas y centros educativos se abrieron aulas de dos años. En el caso de Santo Tomas Lizeoa, en 2001 se levantó un nuevo edificio, el primero a mano derecha, con aulas para niños de dos y tres años, que albergaría el primer ciclo de Educación Infantil.

En 2003, con el inicio del nuevo siglo, Santo Tomas Lizeoa cambió de situación jurídica, pasando de ser Loistarain S.L. a constituirse en Santo Tomas Lizeoa-Loistarain Kooperatiba.

Y así, antes de lo que muchos esperaban, Santo Tomas Lizeoa cumplió 50 años con numerosas celebraciones, siendo la primera ikastola dentro de la Asociación (Ikastolen Elkartea) en celebrarlo. Desde entonces, se celebra todos los años el día de la ikastola uno de los primeros sábados de junio.

Mientras tanto, Santo Tomas Lizeoa sigue con su cometido, trabajando para que más de 1700 alumnos sigan formándose en nuestra cultura y puedan el día de mañana hacer frente a su futuro.